Lo bueno y lo malo del aceite de oliva

Es muy probable que todos conozcamos los beneficios de tomar unas tres cucharadas diarias de aceite de oliva, así como lo beneficioso que es para la salud cardiovascular. Lo que no es tan conocido, es que si se dobla la cantidad puede aumentar los riesgos, ya que podría provocar problemas de obesidad debido a su alto aporte de calorías, según estudios recientes.

Fuera de España no se tienen muy presentes los beneficios del aceite de oliva, ya que los aceites más consumidos en otros países, sobre todo los anglosajones, no son de oliva. De hecho el más utilizado a nivel mundial es el aceite de soja, seguido del de palma y el de girasol.

Sobre estos aceites, comparados con el de oliva, el de soja también tiene una cantidad elevada de ácidos grasos de los buenos, sobre todo de polinsaturados, pero tiene una cantidad muy pequeña de monoinsaturados que son los más eficaces. Por otro lado, en el de palma, practicamente la mitad de sus componentes son ácidos grasos saturados. Hay que mencionar que el aceite de canola, poco utilizado, contiene más ácidos grasos omega 3 que el de oliva, así como el pescado y el de linaza.

El aceite de oliva, al contar con un elevado componente de ácidos grasos monoinsaturados y polinsaturados, se ha comprobado que ejerce un beneficio en la salud cardiovascular en base a que las dietas ricas en aceite de oliva mejoran el control de la hipertensión arterial y de la diabetes, factores de riesgo cardiovascular.

Existen estudios que están probando si es beneficioso para otras enfermedades como el cáncer, sobre todo a nivel digestivo, como el cáncer de colon, probablemente debido a que el aceite de oliva mejora el tránsito intestinal.  Incluso en algunos países de la cuenca mediterránea se ha demostrado que hay menos incidencia de cáncer de mama y esto podría ser gracias al alto contenido en aceite de oliva de la dieta. Sin embargo, es muy difícil demostrar científicamente como una dieta u otra puede mejorar o empeorar el cáncer o la enfermedad cardiovascular porque aparte de la dieta hay muchos otros factores que influyen en la aparición de cualquier enfermedad.

Para las personas que padecen problemas de colesterol alto, el aceite de oliva es un gran aliado ya que aumenta el colesterol bueno y disminuye el malo. Por su contenido de ácido oleico, al impedir el incremento de colesterol malo cuidará nuestras arterias y el funcionamiento cardíaco, siendo preventivo de la arteriosclerosis.

Posee además antioxidantes, lo que nos permitirá conservar la lozanía y juventud durante más tiempo al ser un gran protector celular, y por lo tanto tener propiedades antioxidantes, por su contenido en vitamina E.

Facilita la digestión, provee los ácidos grasos esenciales, combate el estreñimiento, baja la presión arterial, favorece la absorción del calcio. Hasta es bueno para el cabello si lo colocamos antes del lavado habitual, lo dejará brilloso y fuerte.

Hay que tener presente a la hora de consumir el aceite de oliva, la diferencia entre el aceite de oliva y el extra virgen. Es comparable con la diferencia que existe entre el zumo de naranja recien exprimido y el zumo de naranja de frasco. Es decir, el aceite de oliva que no es virgen extra, no es aceite de oliva. Así de fácil. El aceite de oliva extra virgen  es un regalo para nuestro cuerpo, pero debemos elegir Extra Virgen , no otro.

Esta entrada fue publicada en Estilo de Vida y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s