¿Qué es la osteoporosis y cuales son sus factores de riesgo?

La osteoporosis es una enfermedad en que los huesos se ponen frágiles y presentan más posibilidades de romperse. La osteoporosis puede avanzar, sin dolor, hasta que se rompe un hueso. Estas fracturas suelen ocurrir en la cadera, columna y muñeca. Preocupan, sobre todo, las fracturas de la cadera y columna.

La fractura de la cadera casi siempre obliga al paciente a ingresar en el hospital y a someterse a una operación de envergadura, las fracturas de la columna o vértebras también traen consecuencias graves, como pérdida de la estatura, mucho dolor en la espalda y deformidades. Los hombres pueden padecer osteoporosis, aunque las mujeres la sufren con una frecuencia cuatro veces mayor.

Factores de riesgo:

Entre otros factores figuran los siguientes:

Antecedentes personales de fractura después de los 50 años de edad; disminución de la masa ósea; antecedentes de fractura de un familiar muy cercano; sexo femenino; ser delgado y/o de cuerpo pequeño; edad avanzada; antecedentes familiares de osteoporosis; deficiencia de estrógeno a consecuencia de la menopausia, sobre todo cuando es prematura o causada quirúrgicamente; ausencia anormal de ciclos menstruales (amenorrea); Anorexia Nerviosa; poco consumo de calcio durante el transcurso de la vida de la persona; deficiencia de vitamina D; consumo de ciertos medicamentos (corticosteroides, quimioterapia, agentes antiepilépticos y otras medicinas); presencia de ciertas enfermedades crónicas; valores bajos de testosterona en el hombre; estilo de vida inactivo; consumo de cigarrillos y consumo excesivo de bebidas alcohólicas; ser de la raza blanca o asiática, aunque los afroamericanos e his panoamericanos también presentan un riesgo importante.

¿Cómo saber si tengo osteoporosis?

Pruebas especiales, denominadas estudios de la densidad mineral ósea que es capaz de hacer lo siguiente:

• Detectar la osteoporosis antes que se presente una fractura
• Proyectar la probabilidad de que haya alguna fractura en el futuro
• Establecer el porcentaje de pérdida ósea y/o comprobar la eficacia del tratamiento.

Esta entrada fue publicada en Salud y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s