Medicamentos Para el Asma y las Alergias

Más de 50 millones de personas en los Estados Unidos sufren de asma y alergias. Afortunadamente, hoy existen muchos medicamentos eficaces para tratar estas enfermedades.

Antihistamínicos: Si usted es alérgico, su médico puede recetarle un antihistamínico para tratar la rinitis alérgica (“fiebre del heno”) y otras condiciones como la urticaria. Los antihistamínicos disminuyen los efectos de la histamina (una sustancia química producida por el cuerpo durante una reacción alérgica). Al prevenir la acción de la histamina, los síntomas de la alergia se pueden reducir. Los antihistamínicos vienen en forma líquida, en tabletas o en atomizador nasal.

Posibles efectos secundarios de los antihistamínicos (más frecuentemente en los antihistamínicos “de primera generación”):

• Resequedad en la boca
• Dificultad para orinar (especialmente en hombres con problemas prostáticos)
• Estreñimiento
• Somnolencia
• En algunos niños: pesadillas, sobresalto inusual, inquietud, irritabilidad

Descongestionantes: Los descongestionantes reducen la congestión nasal y otros síntomas asociados con alergias. Reducen el tamaño de los vasos sanguíneos, disminuyendo así la cantidad de fluido que cae en el revestimiento de la nariz y que puede causar congestión.

• Vienen en forma líquida, en atomizadores nasales y en tabletas.
• La mayoría pueden ser adquiridos con receta o sin receta.
• Con gran frecuencia, los antihistamínicos y descongestionantes se combinan para que puedan controlar más síntomas.

Posibles efectos secundarios de los descongestionantes:

• Nerviosismo
• Insomnio
• Aumento de la presión arterial o del ritmo cardíaco
• La “rinitis de rebote” puede producirse con el atomizador nasal si se usa por más de tres o cuatro días seguidos. Este rebote agrava la congestión nasal y puede causar una “dependencia” del uso del medicamento.

Medicamentos “controladores”: El proceso de la enfermedad bajo los síntomas de alergias y asma comprende la inflamación y la producción de mucus en el revestimiento de la nariz y las vías respiratorias, causado por la inflamación. Hay tres clases de medicamentos que se usan para tratar alergias y asma y que pueden prevenir o reducir la inflamación:

Estabilizadores de los mastocitos: Son medicamentos no esteroides que reducen la inflamación al impedir la liberación de los agentes químicos que la causan. Vienen en varias formas para tratar enfermedades alérgicas como la rinitis y el asma. Algunos de estos medicamentos se pueden adquirir sin receta para el tratamiento de alergias nasals.

Corticosteroides: Son medicamentos antiinflamatorios. Cuando se toman correctamente, son muy efectivos en el tratamiento del asma y las alergias. Estos medicamentos no tienen nada que ver con los esteroides anabólicos, de los cuales abusan algunos atletas. Los corticosteroides vienen en cremas o ungüentos tópicos, atomizadores nasales, inhaladores, píldoras e inyecciones. Su uso debe ser supervisado por un médico.

Corticosteroides orales: pueden necesitarse para controlar un asma severa que no se estabiliza con otros medicamentos.

  • Los corticosteroides orales suelen considerarse como medicamentos a corto plazo para ataques de asma, una excesiva congestión nasal, y a veces para problemas de la piel como el contacto con hiedra venenosa.
  • Los efectos secundarios a corto plazo son aumento de peso, más apetito, irregularidades menstruales, calambres musculares, acidez estomacal o irritación del revestimiento del estómago. Estos efectos deben desaparecer poco después de dejar de tomar los corticosteroides.
  • El uso prolongado (por meses o años) de los corticosteroides orales puede causar úlceras, aumento de peso, cataratas, una disminución de la densidad de los huesos, una piel más fina que se lastima fácilmente, presión arterial alta, exceso de azúcar en la sangre y un menor crecimiento en los niños.

Corticosteroides inhalados: Los corticosteroides inhalados se consideran los medicamentos más eficaces para el control a largo plazo del asma persistente. Ofrecen un buen control del asma con un efecto mínimo en el resto del organismo con dosis habituales.

  • Entre los efectos secundarios menores por el uso de inhaladores de corticosteroides están la ronquera y el afta (una infección fungosa de la boca y la garganta). Es menos probable que ambos problemas aparezcan si hace gárgaras con agua después de usarlos.
  • El uso prolongado de los corticosteroides inhalados en los niños puede ocasionar una reducción transitoria de la velocidad del crecimiento; sin embargo, este problema suele ser mínimo (aproximadamente media pulgada en el primer año de uso, generalmente sin un efecto continuo). En la mayoría de los casos, el beneficio de controlar el asma es mayor que el potencial de cualquier efecto adverso.

Antileucotrienos: Muchas células relacionadas con la inflamación de las vías respiratorias producen potentes sustancias químicas en el organismo denominadas leucotrienos). Los leucotrienos son responsables del aumento de la inflamación que estrecha los músculos de las vías respiratorias e inflama el revestimiento de esos conductos.

 

  • Estos fármacos se usan principalmente con fines de control en pacientes con un asma persistente moderada y en combinación con corticosteroides inhalados en la enfermedad de moderada a severa.
  • Uno de ellos también ha sido aprobado para tratar la rinitis alérgica (montelukast).

Broncodilatadores: El músculo suave que rodea las vías respiratorias se puede estrechar en los asmáticos y dificultar la respiración. Estos medicamentos relajan este músculo suave, mejorando el flujo de aire y aliviando la respiración. Hay varias clases de broncodilatadores para tratar el asma.

Cuándo se debe ver a un especialista en alergias y asma

Los pacientes deben ver a un alergista/inmunólogo si:

  • No están usando los medicamentos como se han recetado, lo cual limita su capacidad de controlar su asma.
  • Padecen de asma con potencial mortal, lo que significa que han sufrido anteriormente un episodio severo con peligro de muerte que conllevó la intubación.
  • Tienen asma persistente, particularmente asma de moderada a severa o incontrolada.
  • Necesitan diariamente medicamentos para aliviar el asma.
  • Les gustaría tratar de minimizar su necesidad de medicamentos.

Su alergista/inmunólogo puede darle más información sobre medicamentos para el asma y la alergia y medidas generales para controlar esas enfermedades. Puede recetarle medicamentos más eficaces contra su condición específica. Si cualquier medicamento le causa efectos secundarios, consulte a su médico.

Adicionalmente, ¡por favor deje de fumar! Esto es una de las cosas más importantes que usted puede hacer para mejorar su salud y su bienestar. Elimine el cigarrillo de su entorno. Evite lugares en los que la gente se reúne para fumar. Elimine los cigarrillos de su auto, casa y trabajo. Todo estos factores ayudan con las alergias ambiental.

Y acuérdese que la mejor prevención para la gripe el vacunarse todos los años.
Los meses de octubre y noviembre son la mejor época, sin embargo uno también puede vacunarse en diciembre o más tarde. La temporada de gripe puede comenzar tan pronto como en octubre y durar hasta mayo.

Fuente: Comisión de Educación Pública de la Academia Americana de Alergia, Asma e Inmunología.

Esta entrada fue publicada en Salud y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s