Desde el jardín: el mango

El mango es la fruta tropical por excelencia, la más importante junto con el aguacate, el plátano y la piña. Tiene un sabor muy peculiar, exótico y exquisito, que va mucho más allá de la comparación, tantas veces repetida, con el del melocotón.

De forma irregular generalmente, su color oscila desde el verde hasta el rojo . Su fina piel no es comestible. De carne jugosa, amarilla, bastante pegada al hueso y de sabor agradable. Es un fruto muy apreciado en todo el mundo, pudiéndose consumir solo o en infinidad de formas.

El mango, es originaria de la India que poco a poco fue implantada en diferentes países y actualmente las mayores plantaciones se encuentran en Latinoamérica.

Sea como sea, el mango es una fruta sabrosa y nutritiva para nuestro organismo, ya que nos aporta grandes beneficios. Su consumo está muy extendido a lo largo del mundo, y se presenta en infinidad de formas, ya que es ideal para comerlo sólo o como complemento en otros platos. Aunque no debemos olvidar que el mango es el aliado perfecto para mantener una salud en buenas condiciones.

Es una fruta muy conocida por sus efectos diuréticos y depurativos del organismo debido a su alto contenido en potasio. Además es una fuente importante de otros minerales como el selenio, el hierro, el magnesio, imprescindibles para el buen funcionamiento de nuestro organismo, ya que intervienen directamente en funciones básicas de nuestro metabolismo.
El mango contiene altas dosis de fenoles, un poderoso antioxidante que ayuda a proteger las células de nuestro cuerpo de posibles agresiones.

Además, tienen altas dosis de vitamina C y A. Concretamente se estima que un ejemplar maduro de 200g puede aportar hasta un 30% de la cantidad diaria de vitamina A y la cantidad necesaria de vitamina C. Es por esto que es un aliado perfecto para reforzar nuestras defensas frente a agresiones externas.

Es un alimento ideal para las personas que tienen intolerancia a ciertas frutas y verduras o que tienen el estómago delicado, y es que contiene una enzima similar a la de las papayas que ayuda a tener una buena digestión. Es recomendable su consumo después de las comidas, ya que nos ayudará a agilizar el proceso digestivo.

Mucha gente siempre ha considerado el mango como un aliado para luchar contra la caída del pelo y las enfermedades de la piel, y es que su alto contenido en vitamina B ayuda a que nuestra piel esté en perfectas condiciones, lo mismo que nuestro pelo que crecerá con más fuerza. Además, es un aliado para que el metabolismo y el sistema nervioso funcionen correctamente.

Lo podemos encontrar en cualquier frutería o supermercado, y se puede comer crudo o preparado de diferentes maneras, ya que por su sabor es un ingrediente ideal para cualquier plato. Cuando está verde su contenido en azúcar disminuye, por lo que es recomendable en dietas de diabéticos. En este caso se prepara triturado como un vegetal más en ensalada o su zumo se usa para sustituir al limón o vinagre en ensalada porque es ácido al gusto.

Sea como sea, el mango es un aliado tanto para cuidarnos por dentro como por fuera, y es que su semilla se usa como exfoliante, al igual que la manteca de las semillas que se usa como ingrediente de jabones y champú para dotar a nuestro cuerpo de los nutrientes necesarios para estar saludable.

Esta entrada fue publicada en Estilo de Vida y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s