Consejos para manipular saludablemente los alimentos en las próximas fiestas

Las fiestas, las cenas familiares, y otras reuniones en las que se sirve comida nos brindan mucha alegría. Pero las risas pueden cambiar a desdicha si la comida lo enferma a usted o a los demás.

Los síntomas típicos de una enfermedad transmitida por los alimentos son dolor de estómago, vómitos, y diarrea, que con frecuencia comienzan algunos días después de haber consumido la comida o la bebida. Pero las enfermedades transmitidas por los alimentos pueden ser graves e incluso de riesgo vital para las personas en mayor riesgo, especialmente las personas mayores.

¿Cómo evitarlo?

1. Limpiar:

Lávese las manos con agua tibia y jabón durante 20 segundos antes y después de manipular alimentos. Lave las superficies que tengan contacto con los alimentos (tablas para cortar, platos, utensilios, mesones) con agua caliente y jabonosa después de preparar cada alimento y antes de continuar con el siguiente. Lave bien las frutas y verduras bajo agua corriente y use un cepillo para verduras para eliminar la suciedad de la superficie. No lave la carne de res o de ave cruda antes de cocinar.

2. Separar:

Mantenga las carnes de res y de ave crudas, los mariscos crudos, y sus jugos, lejos de los alimentos que no se van a cocinar mientras que hace compra en la tienda—y mientras que usted los prepara o almacena en su hogar. Considere usar una tabla para cortar sólo los alimentos que se van a cocinar (carne roja y de ave cruda y mariscos) y otra tabla sólo para los alimentos listos para consumir (como frutas y verduras crudas). No ponga la carne cocida en un plato sin lavar en el que haya puesto carne cruda.

3. Cocinar:

Use un termómetro para alimentos para asegurarse de que la carne, las aves y los pescados se cocinen a una temperatura interna segura. Hierva las salsas, sopas, y jugos de carne cuando las recaliente. Cocine los huevos hasta que la yema y la clara estén duras. Cuando prepare su propio ponche de huevo u otra receta que requiera huevos crudos, use cáscaras de huevo pasteurizadas, productos de huevo líquidos o congelados pasteurizados, o clara de huevo en polvo.

4. Enfriar:

Refrigere las sobras y la comida para llevar en un plazo de dos horas. Configure su refrigerador a una temperatura no superior a 40ºF y el congelador a 0ºF. Revíselos periódicamente con un termómetro para refrigerador. Nunca descongele los alimentos a temperatura ambiente. Los alimentos pueden descongelarse con seguridad en el refrigerador, bajo agua corriente fría o en el horno de microondas. Los alimentos descongelados en agua fría o el horno de microondas se deben cocinar de inmediato.

Foto: Pixabay.

Esta entrada fue publicada en Estilo de Vida y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s