La osteoporosis y la tercera edad

Contribución: Dr. Mayobanex Torres Veras, Médico Familiar y Geriatra

La fortaleza del cuerpo humano y la habilidad de los huesos de resistir traumas sin fracturas están íntimamente relacionados al contenido de tejido óseo en el esqueleto humano. Este fenómeno de osificación en el organismo abarca un periodo que va desde el embrión, la niñez y la adolescencia para venir a ser completado cuando los individuos alcanzan la década de los 40.

Ya a partir de este momento es cuando se da inicio de una manera lenta pero sostenida al declinamiento y pérdida de la masa ósea en un 0.5% anual y esto no es más que un proceso normal de envejecimiento. En el caso de las mujeres, las pérdidas óseas se aceleran hasta en un 2% por año en los primeros 7 años pre y post menopáusico debido a los cambios fisiológicos hormonales normales que su sistema experimenta.

¿Qué significa todo esto y cómo podemos definir la osteoporosis? 

La Osteoporosis se define como una reducción en la cantidad de tejido óseo en los huesos, (aproximadamente un 30% del total de tejido óseo en los huesos de las mujeres), que permite que las fracturas ocurran de una manera muy frecuente al experimentar el cuerpo humano traumas mínimos. Es un proceso irreversible, de aquí la importancia de iniciar programas de prevención en los años anteriores a la menopausia, y se presenta clínicamente como dolor en fracturas ocurridas en algún miembro del cuerpo sin que haya existido ninguna historia de trauma. La osteoporosis predispone a diferentes tipos de fracturas tales como: fracturas de cadera (cabeza del fémur), fracturas de vértebras (disminución del tamaño de las personas), fracturas de la parte distal del radio en el antebrazo, y las fracturas de la pelvis. De las personas con fracturas de cadera, una tercera (1/3) parte de las mujeres desarrollan complicaciones y mueren en los primeros seis (6) meses de la fractura.

Factores de riesgo que aceleran el proceso de osteoporosis

l- Factores Endocrinológicos: deficiencia de estrógenos, enfermedades con tratamiento a base de esteroides, tales como Lupus Eritematoso Diseminado, el asma crónica, o los tratamientos prolongados de artritis etc. Enfermedades de la tiroides, hipertiroidismo y paratiroides, hiperparatiroidismo.
2- Factores étnicos, la raza: mujeres de raza blanca y las asiáticas
3-Contextura física: mujeres de estatura pequeña y muy delgada
4-Historia familiar: enfermedad en la madre, hermanas, tías o las abuelas.
5-Estilo de vida: fumar, abuso del alcohol, vida sedentaria (no ejercicios)
6-Hábitos alimenticios: dietas bajas en calcio y en vitamina D
7-Medicamentos de uso diario tales como los diuréticos, fenitoina para la epilepsia, abuso de antiácidos con componentes de aluminio entre otros.

Cómo prevenir la osteoporosis

Calcio: ingesta adecuada de calcio de 800 a l500mg al día. Otras alternativas serían los fosfonatos e ibandronatos, además de alimentos con calcio.

Se recomienda el calcio carbonado debido al bajo costo y a la buena absorción, aunque a veces puede complicarse con constipación y molestias gastrointestinales. También hay que tener presente la posible formación de cálculos renales por lo que se recomienda tomar suficiente agua.

Vitamina D: una ingestión adecuada de vitamina D de 600 a 800 IU y tomar un poco de sol cada día es la recomendación ideal para las personas de 60 años y más.

Ejercicios: un plan de ejercicios de forma regular y sostenida, previa evaluación médica. Los ejercicios debe incluir levantamiento de pesas de bajo peso ya que no es suficiente el solo caminar.

El manejo preventivo para evitar la osteoporosis es la clave, utilizando todas las orientaciones antes mencionadas, para así poder mantener una buena calidad de vida sin dolor, o dolor controlado, pérdida mínima en las actividades del diario vivir y, sobre todo, no internamiento en hospitales por periodos largos de recuperación debido a cirugías por fracturas causadas por la presencia de osteoporosis.

“Es de sabio mantener siempre una relación abierta y franca con su médico para poder obtener el mejor consejo y tratamiento en cada caso”.

Foto: Pixabay.

Esta entrada fue publicada en Salud y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s