Dolor de pecho: el “cuco” de la medicina

Por Ricardo Martínez MD Centro de Bird Road

¡Ah! ¡el dolor de pecho!

¿Qué harían los cardiólogos, los pulmonólogos, los gastroenterólogos, los emergenciólogos, etc., sin este ominoso síntoma?

Pues bien, todos seríamos mas felices, especialmente nuestros queridos  pacientes, pero como no nos podemos deshacer de él vamos a coger el toro por los cuernos:

Así como todo lo que brilla no es oro, no todo lo que duele en el pecho está necesariamente relacionado con el corazón, por lo que:

1º El dolor de pecho hay que categorizarlo entre opresivo, punzante, o ardiente.

2º Hay que ver si es continuo, intermitente, y con qué actividad está relacionado.

3º Hay que ver si está o no acompañado de sudor frío, nauseas, vómitos, palpitaciones, falta de aire o mareos.

4º Es necesario localizar el área del pecho que abarca y saber si se irradia a alguna otra zona del cuerpo (quijada, hombro derecho, codo, etc.).

5º Por último, pero no menos importante, es imprescindible que el paciente sea examinado por un médico que haga un buen historial y examen físico (incluyendo un electrocardiograma y unos exámenes de las enzimas cardiacas en sangre). Por eso es que es muy importante que el paciente que experimenta un dolor de pecho (sobre todo si es por primera vez y sin previo historial de enfermedad cardiaca) busque inmediatamente ayuda en una facilidad medica que le pueda brindar el tipo de evaluación antes mencionado, ya que de comprobarse que el paciente está sufriendo un ataque cardiaco, va a necesitar una intervención de tipo invasiva por el departamento de cardiología de esa institución.

Si después de ser evaluado adecuadamente, se determina que la condición no es aguda y/o que no necesita una intervención inmediata, entonces es de suma importancia que el paciente siga al pie de la letra las indicaciones que se le den en la institución al darlo de alta, y que solicite a la mayor  brevedad posible una cita de seguimiento con su medico de cabecera para llegar a un diagnostico final.

Es importante recordar: con los dolores de pecho no se juega”.

Foto: Pixabay.

 

 

 

Esta entrada fue publicada en Salud y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s