Lo que tiene que saber acerca de los centros de vida asistida


Por Alina Sosa-Pérez, LCSW

Las necesidades de las vidas de los mayores de 60 años se han transformado drásticamente. Vivimos más años. Cuando apenas comenzaba el siglo XX, la esperanza de vida aumentó de 47 a 75 años de edad. Puesto que vivimos más años, nuestras necesidades de atención médica pueden ser mayores, lo que tal vez exija que haya más asistencia en la casa. Algunos reúnen los requisitos de programas comunitarios que brindan dicha asistencia; sin embargo, puede que, de vez en cuando, éstos no basten. Cuando la opción de quedarse en la casa ya no es factible, la alternativa puede ser el Centro de Vida Asistida (conocido en inglés por la sigla «ALF»).

Tomar esta decisión constituye un ajuste a nivel emocional y en el estilo de vida. La decisión puede ser difícil para aquéllos que se mudan al centro de vida asistida y también para la familia.  Por otra parte, puede ser tanto la solución para mejorar la calidad de vida como el origen de menos estrés y ansiedad.  Encontrará en este artículo información que le podrá ser útil si considera mudarse usted mismo o trasladar a un ser querido a un centro de vida asistida. Además, hay organizaciones que le recomiendan gratuitamente centros de vida asistida. Asegúrese siempre de explorar varios centros de vida asistida para identificar el que «encaja bien» con sus necesidades.

En los servicios básicos del centro de vida asistida pueden figurar los siguientes:

  • Vivienda y comidas nutritivas.
  • Ayuda en las actividades de la vida diaria, tales como bañarse, vestirse, comer, caminar, trasladarse físicamente (pasarse de la cama a la silla, etc.).
  • Administración de medicinas por parte de la enfermera o ayuda a los que viven allí en tomarse sus medicinas.
  • Control de la salud.
  • Actividades sociales y de diversión.

Es útil saber que cuando alguien se muda al centro de vida asistida, el derecho de elección está protegido. Hay que respetar los derechos civiles y legales, inclusive aquéllos a la privacidad, individualidad y dignidad personal.  Por ejemplo, se puede seguir afiliado a Leon Medical Centers Health Plans al tiempo que se disfrutan los demás servicios prestados en el centro de vida asistida. Sin embargo, hay que tratar esta petición con el centro de vida asistida antes de ingresar.

Tal vez convenga considerar la información señalada a continuación para orientarlo en tomar su decisión:

¿Qué es el centro de vida asistida?

Los centros de vida asistida (conocidos en inglés por la sigla «ALF») son instituciones habitacionales autorizadas de cuidados en que se brindan alojamiento, comidas,  cuidados individuales y servicios asistenciales a adultos tanto de la tercera edad como discapacitados que no pueden vivir independientemente. No hay necesidad de que la enfermera lo supervise las 24 horas en los centros de vida asistida.  Los centros están autorizados por la Agencia de Administración de Atención Médica (conocida en inglés por la sigla «AHCA»).

¿A qué debo estar al tanto cuando exploro el centro de vida asistida?

Solicite la licencia vigente que expidió la AHCA.  Fíjese que en la licencia aparezcan la fecha de vigencia y la fecha de vencimiento.

¿Qué tipos de pago se aceptan?

Los pagos de los centros de vida asistida se hacen, a menudo, de los fondos propios o puede que se reúnan los requisitos para conseguir ayuda parcial del gobierno. Tal vez se reúnan económicamente los requisitos del Suplemento Estatal Opcional (conocido en inglés por la sigla «OSS», un programa de asistencia económica a base de dinero efectivo). Pregunte por esta opción en el centro de vida asistida.  El OSS suplementa los ingresos para ayudar a pagar los gastos del centro de vida asistida.

¿Qué papeleo hace falta?

Pida información impresa sobre los servicios del centro de vida asistida y una copia del contrato o convenio habitacional. Haga una cita para conversar sobre sus preguntas e inquietudes; es buena idea llevar a alguien de confianza a la entrevista. Antes de firmar los documentos, léalos atentamente y asegúrese de que entiende lo que dicen.  Una vez que se firme el contrato, pida una copia para guardarla. Revise el contrato para ver si la tarifa está garantizada. El centro tiene que dar un aviso con 30 días de anticipación antes de poder aumentar la tarifa mensual.

¿Y si quiero dar quejas?

Llame al Consejo del Ombudsman (también en español).  Esta entidad se encargará de seguir las quejas contra los centros de vida asistida hasta que se solucionen.

Número telefónico para el sur del Condado de Dade (al sur de Flagler) (305) 671-7245; número telefónico para el norte del Condado de Dade: (desde el norte de Flagler hasta la frontera que divide Dade de Broward): 786-336-1418.

Referencias

  1. Estado de la Florida , La Agencia de Administración de Atención Médica, Unidad de Vida Asistida, 2008.
  2. Departamento de Asuntos de la Tercera Edad, Estado de la Florida, “Vida Asistida Asequible en la Florida”, 2003.
  3. Programa del Ombudsman de la Florida para Cuidados a Largo Plazo, Centro de Vida Asistida y Derechos de los Residentes de Instituciones de Cuidados Familiares para Adultos, 200.

Foto: Pixabay.

Esta entrada fue publicada en Estilo de Vida y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s