La actividad física: la importancia del ejercicio para el bienestar

Por Thelma Cela, Directora de los Leon Healthy Living Centers (Centros de Salud y Bienestar)

Hacer actividades físicas y ejercicios es muy beneficioso para la salud.  Los artículos sobre medicina siguen demostrando que estar activo en la tercera edad es una forma eficaz para disminuir distintas decadencias funcionales relacionadas con el envejecimiento  y hasta, a veces, evitarlas.  La realidad es que la pérdida de las fuerzas y resistencia causa, en parte, dejar de realizar actividades físicas.  La falta de actividad también puede conllevar la visita al médico con más frecuencia, ingresar más a menudo en el hospital y consumir más medicinas a consecuencia de diversas enfermedades. 

A los especialistas en acondicionamiento físico de los Leon Healthy Living Centers se les hicieron preguntas sobre la importancia de practicar ejercicios en la tercera edad.  He aquí algunas de ellas:

  • Si el paciente piensa que está “muy viejo para hacer ejercicios”, ¿de qué forma lo animarían ustedes para que empiece?

A los pacientes se les aconseja que de alguna forma practiquen ejercicios (cardiorespiratorios, de equilibrio, de entrenamiento para desarrollar resistencia, etc.) siempre que lo hagan a su propio ritmo y de una forma que resulte no peligrosa.  Ellos se benefician de las técnicas enseñadas por el equipo, y se recomienda que se hagan sesiones de ejercicios adaptadas a cada paciente según las necesidades de cada cual.  Además, se les aconseja permanezcan comprometidos al plan de ejercicios que eligieron y que lo varíen para así mantenerlos interesados.

  • Si el paciente dice que está discapacitado y no puede hacer ejercicios, ¿cuáles son las opciones que tiene?

Tal como lo dijo un integrante del personal de especialistas en acondicionamiento físico: “Estar discapacitado no significa ser menos capaz”. Los pacientes discapacitados tienen alternativas, según sus limitaciones, de hacer ejercicios con las extremidades superiores en nuestros gimnasios al emplear ergómetros, bicicletas estacionarias recumbent, pesas livianas o bandas de resistencia. Nuestros centros brindan sesiones de ejercicios en grupo, como las de pilates modificado o clases de estiramientos y respiración, donde los pacientes discapacitados pueden participar.  Se recalca la importancia de crear resistencia, fortalecer los músculos y apartarse del sedentarismo.

  • ¿Cuáles son los beneficios que recibe el paciente cuando está activo?

Al hablar de los beneficios que los pacientes reciben cuando están activos, hay que explicar cómo el estilo de vida activo es sinónimo de una vida más saludable y más independiente, a pesar de la edad que se tenga. Hacer ejercicios habitualmente produce endorfinas, lo que podría ayudar a aquellos pacientes que sienten depresión o ansiedad. Estar activo conlleva evitar lesiones, disminuir caídas y reducir el consumo de medicinas.  A medida que el paciente comienza a estar activo, se da cuenta de que mejora el sueño,  su estado de ánimo, la circulación, y piensa a menudo que se siente más confiado y ágil cuando hace sus actividades cotidianas.

Colaboraron en este artículo: Katherine Cárdenas, Osmany Herrera, Gianni Lorenzo, Juan (Tony) Pitre y Michael Ruiz

 

Esta entrada fue publicada en Estilo de Vida y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s