El cáncer de colon y su prevención

Por Lázaro Souza, MD.

El cáncer de colon es una malignidad que ocurre en la mucosa del intestino grueso. Es la tercera causa más frecuente de cáncer en los Estados Unidos de América, y se diagnostica tanto en los hombres como en las mujeres.

En la mayoría de los casos comienza cuando el cuerpo comete un error y deja que un grupo de células se unan y formen lo que comúnmente conocemos como pólipo. Los pólipos son benignos al principio pero tienen la potencialidad de convertirse en cáncer según pasa el tiempo.

No se conocen las causas exactas del cáncer de colon pero sí sabemos que hay factores de riesgos asociados a esta enfermedad que incluyen: edad (mayor de 50 años), presencia de pólipos, historia en la familia de cáncer de colon o pólipos, enfermedades inflamatorias de colon, dieta alta en grasa, obesidad, uso de cigarillos, diabetes, vida sedentaria, uso de alcohol, terapia de radiación en el vientre, etc.

La mayoría de las personas enfermas no tienen síntomas en la etapa inicial. Cuando el cáncer está avanzado aparecen ciertos síntomas que incluyen: dolor abdominal, sangre (visible u oculta), cambios en los hábitos intestinales o el calibre de la excreta, pérdida de peso, llenura o cólicos.

Los científicos estiman que 150,000 personas serán diagnosticadas con cáncer de colon cada año. De éstas, 50,000 morirán, según la Sociedad Americana contra el Cáncer.
La mejor manera de prevenir esta enfermedad es atendiéndose a tiempo.

El 90% de los casos de cáncer de colon aparecen después de los 50 años, y comienzan como pólipos.

Hay 2 tipos de pólipos: los hiperplásticos (casi nunca se desarrollan en cáncer) y las adenomatosis (constituyen el 66% de los pólipos y sí tienen el potencial de malignidad).
La mayoría de los cánceres se desarrollan como pólipos adenomatosis que progresan a displasia y al cabo del tiempo (10 años) se convierten en cáncer.
Un pólipo de 1 centímetro tiene 3% de tener cáncer.
Un pólipo de 2 centímetros tiene entre 20 y 25% de ya contener cáncer.
Al quitar estos pólipos prevenimos el cáncer de colon.

Las pruebas disponibles para detectar y diagnosticar el cáncer de colon son:
1. Estudios de la sangre oculta en las heces fecales.
2. Sigmoidoscopia flexible: se introduce un tubo con una cámara por el recto para examinar el recto y la parte distal del colon. Este estudio es limitado y no visualiza el lado derecho del colon.
3. Colonoscopía óptica: evalúa el colon pero tiene las limitaciones que requiere un lavado del colon. Si hay pólipos, tiene que hacerse la colonoscopía que requiere otro lavado del colon. Este estudio depende de radiaciones cuyos efectos secundarios no sabemos.
4. Bario por enema: se introduce por el recto un líquido de contraste que contiene bario, y se tira placas para evaluar el colon. Este estudio radiológico requiere una preparación del colon. Si hay pólipo, es necesario hacer la colonoscopía y preparar el colon por segunda vez. El estudio se limita también en que a veces materias fecales pueden reportarse como pólipos erróneamente. Sólo detecta el 50% de los pólipos en el colon.
5. Colonoscopía: es la prueba preferida para el diagnóstico del cáncer de colon, pues no solo detecta los pólipos sino que también los extrae.

La colonoscopía consiste en la introducción de un tubo con una camarita por el recto para examinar la mucosa del colon. Esta prueba requiere una preparación laboriosa pues el colon no puede tener heces fecales para ser evaluado. La ventaja es que si no hay lesión y el colon está limpio la prueba no se vuelve a repetir hasta dentro de 10 años. Si hay pólipos se extirpan en ese momento. Esta es la única prueba que diagnostica y trata a la vez.
Cuando el paciente llega al centro del procedimiento se le pone un suero para la sedación. Mientras tanto, una enfermera le chequeará el pulso, la presión, el oxígeno y el ritmo cardiaco.

Como toda prueba, este procedimiento tiene un riesgo: en pocas ocasiones el colonoscópico puede perforar la pared del colon o del recto, requiriendo una cirugía para repararla.

El cáncer de colon es prevenible y tratable cuando se detecta temprano

Esta entrada fue publicada en Salud y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a El cáncer de colon y su prevención

  1. eliseo19192 dijo:

    Estos comentarios cientificos dan mucho conocimiento sobre los males que nos afectan y poder corregirlos a tiempo, gracias por sus explicaciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s