El sueño profundo, saludable y necesario

Es común durante la tercera edad experimentar trastornos del sueño. El insomnio es una de las mayores preocupaciones de los adultos mayores. El insomnio es la disminución sostenida del número de horas de sueño, debido a enfermedades psiquiátricas, estrés, depresión, uso de drogas, enfermedades crónicas o cambios en los hábitos.

La falta de sueño provoca varios síntomas, entre ellos la disminución de la capacidad de atención y de la coordinación motora, la pérdida de memoria de corto plazo, irritabilidad, entre otros. El adulto mayor generalmente aumenta las fases de vigilia nocturna, y el sueño es menos eficaz, disminuyendo la fase REM o fase de sueño paradójico, que es la que permite soñar y en la que se descansa profundamente.

Para evitar el insomio y lograr un sueño reparador, se recomienda:

– Realizar ejercicios físicos diariamente.

– Levantarse a la misma hora todos los días.

– Antes de dormir, abstenerse de comer alimentos pesados, tomar alcohol o ingerir cafeína. Tampoco la nicotina es recomendable.

– Utilizar la cama solo para dormir.

– Hacer ejercicios de relajación.

– No llevar problemas a la cama. Resolverlos en la tarde.

– Evitar las siestas.

– Levantarse de la cama 15 a 30 minutos después si no es posible encontrar el sueño. De nada sirve dar vueltas en la cama.

Esta entrada fue publicada en Salud y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s