Entre las cenas de Navidad y Año Nuevo

Pixabay.

Pixabay.

Al momento de leer este artículo ya hemos sobrevivido la cena de Navidad o Nochebuena, y el almuerzo del día siguiente. Además de las fiestas en el trabajo, los intercambios con amigos, las visitas a familiares y pare usted de contar. Todas acompañadas de buena mesa y buena bebida. Ya sólo queda la cena de Nochevieja y la comida de Año Nuevo. ¿Cómo afrontarlos sin que hayan consecuencias de “peso”?

Muchos especialistas señalan que el problema en estas fiestas es que solemos excedernos en el tamaño de las raciones y en las comidas poco saludables durante todo el mes. En otras palabras, se pierda totalmente el control. Estos expertos recomiendan no llegar en ayunas a  estas comidas, para comer de manera más moderada, elegir primero los platos bajos en grasas y -muy importante- controlar las cantidades.

Es así como podemos concluir que para celebrar no hace falta comer ni beber en exceso: cuidemos las porciones, seleccionemos los alimentos más ligeros y al día siguiente de la celebración, tratemos de incluir en nuestra rutina diaria un ejercicio moderado, como una caminata. De igual manera, los días siguientes pensemos en comer de manera balanceada y prudente, de manera que poco a poco volvamos a la rutina alimenticia que regularmente tenemos.

Es posible disfrutar de estas fiestas, de la familia, los amigos y los nietos, de manera saludable y balanceada.

Esta entrada fue publicada en Estilo de Vida y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s