La Navidad, una época para que brille la felicidad

Pixabay.

Pixabay.

La Navidad es una fecha llena de alegría y amor, de reuniones familiares, comidas interminables, amigos y regalos. La ilusión con la que esperábamos de pequeños estas fechas debe continuar viva en nosotros.

Hacer un esfuerzo por no sentir la soledad de forma mucho más dolorosa que en otros momentos del año. Los recuerdos vienen a la cabeza, los sentimientos se intensifican y la ausencia de las personas que ya no están aquí se hace más evidente.

Por suerte, contamos con la experiencia y la sabiduría suficientes para transformar esa nostalgia en felicidad. Nosotros nos sentimos útiles y queremos compartir con nuestros hios, nietos, sobrinos… representamos su pasado y gran parte de su presente. Somos muy importantes en sus vidas. Por eso, juntos debemos poner todo nuestro empeño para disfrutar a plenitud las fiestas navideñas.

Los regalos

Es probable que nuestros hijos y nietos estarán muy agobiados con las compras y no tendrán tiempo ni ánimo para envolver los regalos. Pero nosotros sí tenemos la mejor disposición de ayudarlos. Con una gran imaginación y una buena tijera, podemos crear envoltorios sensacionales que se conviertan en piezas de colección al pie del árbol de Navidad.

Con intentarlo no perdemos nada y a lo mejor descubrimos un talento oculto ¿Otra idea? Hornear galleticas con motivos navideños para regalar en empaques muy exclusivos.

La música

Una Navidad sin música es como un pajarito sin alas. Como disponemos de tiempo, por qué no preparamos una buena selección de música para alegrar a la familia. La variedad es importante. Hay que pensar en las edades de todos los presentes para que se sientan felices, sin olvidar los villancicos y las trullas.

Los juguetes de los más pequeños

Convertirnos en magos por unos cuantos días para ocultar los juguetes que traerán Santa Claus y los Reyes Magos no es tarea difícil  para nosotros, porqu enos sobra mucha experiencia. La mejor gratificación para esta insólita labor será ver las caritas de los pequeños cuando estén frente a los juguetes.

Fuente: Mucha Salud, Diciembre 2014.

Esta entrada fue publicada en Estilo de Vida y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s