La sal y la salud

Pixabay.

Pixabay.

La sal es la mayor fuente de sodio en la dieta, por ello su consumo en las cantidades adecuadas no solo es bueno, sino que es necesario. Es así como la sal es indispensable para la vida, pero puede ser contraproducente para la salud si se consume en exceso.

La sal ayuda a controlar la cantidad de agua en el cuerpo, ayuda a mantener el Ph de la sangre y mantiene el organismo hidratado. Participa en la transmisión de los impulsos nerviosos y en el metabolismo muscular. Sin embargo, el cuerpo solo necesita muy pequeñas cantidades de sal diariamente para cubrir estas importantes funciones. La ingesta recomendada es de 5 gramos diarios, no más.

El exceso de sal conduce a que aumente el volumen de sangre (pues la sal atrae más agua) y esto a la larga, eleva la presión arterial y es un factor que contribuye a los problemas de origen cardiovascular.

 

Esta entrada fue publicada en Salud y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s