Qué son las vitaminas y dónde las encontramos

Pixabay.

Pixabay.

Las vitaminas son compuestos necesarios para el organismo, que al ser incluidos en la dieta diaria de manera balanceada y en las dosis indicadas, permiten el correcto funcionamiento del cuerpo humano y evitan las enfermedades.

La mayoría de las vitaminas esenciales no pueden ser elaboradas por el organismo, por lo que éste solo puede obtenerlas por medio de la ingesta de alimentos que las contienen. Los requisitos mínimos diarios de las vitaminas no son muy altos, se necesitan tan solo dosis de miligramos o microgramos contenidas en una amplia variedad de alimentos naturales. Tanto la deficiencia como el exceso de vitaminas pueden llevar a enfermedades.

La principal fuente de vitaminas son los vegetales crudos, por ello, hay que tratar de consumir 5 raciones de vegetales o frutas frescas al día y hay que evitar lo procesos de preparación que disminuyen el contenido vitáminico: hay que evitar cocinarlos en exceso o a una temperatura muy alta; los alimentos que se van a hervir deben echarse al agua cuando está hirviendo y no antes; el proceso de congelación también disminuye el valor nutritivo de los alimentos; hay que evitar los alimentos que vienen preparados (son aconsejables los vegetales y frutas frescas); la piel de las frutas y la cáscara de los cereales tienen un alto contenido vitamínico por lo que en algunos casos conviene dejarlas.

Sin embargo, algunos procesos pueden incrementar el valor nutritivo, por ejemplo, la fermentación del pan y de los quesos, el procesamiento del yogurt, el germinado de algunas semillas para ensaladas y el curado de ciertos embutidos.

La vitamina A se encuentra en la espinaca, el brócoli, las zanahorias, semillas de cereales, maíz y berro, entre otros.  Las vitaminas del complejo B en la levadura, papas, legumbres, semillas de cerales, leche, huevos, avena, ajo, pescado, hígado, ensaladas de hoja verde y nueces. La vitamina C, en las papas, cítricos, pimentón, perejil y berros. La vitamina D en las verduras, el aceite de hígado de bacalao, el pescado,mantequilla y margarina. La vitamina E en hortalizas de hoja verde, pescado, aceites vegetales, huevo y berros.

Por tanto, es importante que consulte a su médico para ver cuál es la manera más adecuada de balancear su dieta y obtener todos los nutrientes necesarios para estar saludable.

Esta entrada fue publicada en Salud y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s