Protector solar, un escudo para nuestra piel

Pixabay.

Pixabay.

La llegada del verano obliga a cuidarse, especialmente en las cálidas tierras del Sur de la Florida. Este es el momento del año donde hace más calor, por lo que hay que mantenerse hidratado, y donde el sol incide con mayor intensidad, razón de más para no olvidar el uso del protector o bloqueador solar. El protector solar o bloqueador solar es una loción, gel, spray u otro tópico que evita o disminuye las quemaduras debidas a la exposición al sol.

También la ropa apropiada puede ayudar en esta tarea: telas especiales que bloquean los rayos UVA y UVB, lentes o espejuelos de sol, sombreros de ala ancha, sombrillas o paraguas. Todos esto elementos, sumados al uso apropiado del bloqueador solar, ayudarán a proteger la piel de manera efectiva.

Siempre es aconsejable seguir las instrucciones de la etiqueta del producto que se está utilizando, sin embargo y como norma general, los protectores solares deben aplicarse entre 30 minutos y 2 horas antes de exponerse al sol. Si se ha susado mucho o han pasado más de 80 minutos, es aconsejable reaplicar el protector.

Revise el tipo de protector que está comprando, de acuerdo a su edad y tipo de piel es necesario ver cual es el SPF, que es la medida de laboratorio de la eficacia con la cual un protector solar protegerá nuestra piel. Mientras más alto el número del SPF, más bloqueo solar tendrá. Si utiliza un protector SPF 50, quiere decir que la piel no se quema hasta que haya sido expuesta a 50 veces la cantidad de energía solar que genera una quemadura.

Al momento de elegir cual es la protección adecuada hay que considerar factores como: el tipo de piel de la persona, qué actividad se va a realizar mientras se estará expuesto al sol, antecedentes personales (lesiones previas, uso de medicamentos, etc.), alergias a componentes del producto, etc. Si usted es una persona con historia de lesiones o una piel muy delicada, es importante que le pida consejo a su médico primario sobre qué protector utilizar y cómo.

Y recuerde que la piel es laparte de nuestro cuerpo que está en permanente exposición a los elementos, y no debemos olvidar su protección, especialmente en el verano.

Con información de Wikipedia.

Esta entrada fue publicada en Salud y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s