En el verano, a hidratarse

Pixabay.

Pixabay.

Hidratarse es de gran importancia, especialmente en las personas mayores. El agua forma una importante porcentaje del organismo, desde las células más elementales hasta los órganos más complejos, y fluidos como la sangre. Si hay deshidratación el riego sanguíneo será menor e incluso insuficiente en muchos órganos, lo que provocará el fallo de éstos y numerosos inconvenientes.

En el verano, se recomienda aumentar en medio litro el consumo de líquido, para evitar la deshidratación en las personas mayores. La deshidratación es una de las causas de una de las visitas de ancianos al hospital durante el verano.

La ingesta de líquidos no tiene por qué ser únicamente agua. Puede ser también jugos, sopas, licuados de frutas y verduras, helados o gelatinas. Lo importante es restituir el líquido que el organismo pierde diariamente.

Es aconsejable también protegerse del sol, con indumentaria adecuada y utilizando protector solar.  Además, practicar ejercicio físico moderado a primera hora de la mañana o al caer el sol, pero no en las horas de mayor calor.

Esta entrada fue publicada en Salud y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s