Musicoterapia

Pixabay.

Pixabay.

La música activa las neuronas y alegra el espíritu. Escuchar una melodía ayuda a superar estados depresivos o de angustia, mejora el aprendizaje y la comunicación, y es una valiosa herramienta para la interacción social. Si se añade el baile, ayuda a mejorar la condición física, el equilibrio y ayuda a prevenir las caídas.

Aprender a tocar un instrumento es ideal para relajars, enfocarse. Permite darle un uso creativo y enriquecedor al tiempo libre del adulto mayor. Un estudio realizado en la Universidad Northwestern, en EE.UU., y publicado en la revista “PLoS One” señala que el entrenamiento musical puede beneficiar a los abuelos y compensar algunos de los efectos del deterioro por envejecimiento. La memoria auditiva y la capacidad de oír y mantener una conversación en un ambiente ruidoso, son algunas de las funciones que se ven afeectadas por la edad y este proceso parece ir más despacio en las personas que durante su vida se han dedicado a tocar un instrumento.

 

Esta entrada fue publicada en Estilo de Vida y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s