La Enfermedad de Alzheimer y los cuidadores

Pixabay

Pixabay

Padecer mal de Alzheimer o cuidar una persona con esta enfermedad puede ser un reto. El estrés causado por la enfermedad se puede aliviar buscando apoyo a través de recursos para este padecimiento. El hecho de compartir con otras personas que tengan experiencias y problemas en común puede ayudarle a no sentirse tan solo.

El principal riesgo que corre el cuidador es la sobrecarga. Cuidar a un paciente con esta enfermedad es una labor sin descanso, fuerte y demandante tanto física como emocionalmente. Y por lo general, el cuidador no se da cuenta de como se va afectando, porque está enfocado en los problemas del paciente, y no en los propios.

El cuidador necesita alternar su trabajo diario con tiempo libre y actividades que sean gratificantes. Muchos cuidadores olvidan esto y transforman su rutina en una extensión de la rutina del enfermo. Es importante que encuentren espacios para la distracción y el relax. Solo así podrán continuar su trabajo de cuidado con alegría y calidad.

La sobrecarga del cuidador se pone en evidencia cuando el cuidador permanentemente tiene una gran sensación de estrés, se siente cansado e irritable, duerme mal y frecuentemente manifiesta frustración. También puede notarse que el cuidador ha perdido el interés por relacionarse con otras personas  por hacer cosas que anteriormente le gustaban. Por otra parte, es posible que comience a somatizar enfermedades.

Asi que si usted es un cuidador de un paciente con Alzheimer esté atento a lo siguiente: ¿se enfada usted frecuentemente? ¿le da mucha importancia a cosas irrelevantes? ¿tiene frecuentes e intempestivos cambios de humor? ¿tiene poca paciencia con personas de su núcleo familiar? ¿duerme mal, tiene poco apetito, se cansa mucho? Todas estas son señales de alerta, de que necesita buscar ayuda.

Recuerde, para cuidar bien a su ser querido, primero usted debe estar bien. Así que es importante no bajar la guardia y detenerse al menos una vez al día para preguntarse: ¿me encuentro bien? Son unos minutos que le ayudarán a tener una mejor calidad de vida, y por consiguiente, serán beneficiosos para su paciente.

 

 

Esta entrada fue publicada en Salud y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s