Nuevas Guías para la Detección Temprana del Cáncer de Próstata (II)

ejercicioContinuación de Nuevas Guías para la Detección Temprana del Cáncer de Próstata (I)

El problema verdadero radica en el hecho d eque todavía no tenemos una prueba confiable que nos demuestre cuándo el paciente tiene cáncer de próstata o no. Todos los exámenes que tenemos en estos momentos (el ultrasonido de la próstata, el examen dígito-rectal, la prueba de PSA) son, en sí, un método indirecto de examen de detección del cáncer e implican cierto grado de incertidumbre y error.El único método bueno para detectar el cáncer de próstata es el de hacerle biopsias a la próstata, siendo éste un procedimiento incómodo y frecuentemente doloroso que implica grandes riesgos de infección o sangrado, y es impensable hacérselo habitualmente a los hombres ante los riesgos que ello implica.

Entonces, ¿cómo detectamos el cáncer de la próstata en sus etapas tempranas, en qué se puede curar, en los hombres que, en realidad, necesitan tratamiento y al mismo tiempo evitamos hacerles biopsias y procedimientos innecesarios a los hombres que no les hace falta tratamiento, a pesar de tener cáncer de próstata?

He aquí donde las guías de la AUA le han aportado cierta racionalidad a los argumentos y brindan un método comprobado científicamente  que se basa en las investigaciones sobre los resultados y tienen en cuenta los diversos puntos de vista sobre esta controversia.

Básicamente, ante el hecho de que el cáncer de próstata es mucho más agresivo en los hombres jóvenes, la AUA les sigue recomendando a los hombres la prueba de detección por el PSA hasta los 69 años de edad. Sin embargo, puesto que el cáncer de próstata es muy raro en los menores de 40 años, las pruebas y exámenes de detección empleando el PSA no se le recomiendan a los que tienen menos de dicha edad, a no ser que haya antecedentes concretos de cáncer en hombres jóvenes de la misma familia. Además, a no ser que la persona figure en un grupo de alto riesgo (afroamericanos, familiares con cáncer de próstata), no es necesario hacer habitualmente pruebas de detección entre los 40 y 50 años de edad, aunque cada caso debe manejarse individualmente y por ende, evaluarse.

Las mayores ventajas de las pruebas habituales de detección parecen brindársele a los hombres entre los 55 y 69 años de edad, y la AUA recomienda que esta prueba de detección se haga únicamente después de que el paciente se le informe de los riesgos implicados en la evaluación y tratamiento a consecuencia de cualquier resultado positivo y que la decisión de hacerse pruebas de detección y exámenes se tome siempre entre el paciente y el médico.

Continuará en una próxima entrega.

Fuente: Mucha Salud, Junio 2014.

Photo by ambro/ Courtesy of FreeDigitalPhotos.net

Esta entrada fue publicada en Salud y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s