El cáncer de colon y su prevención (II)

Ohmega1982Continuación de El cáncer de colon y su prevención (I).

La mayoría de los cánceres se desarrollan como pólipos adenomatosis que progresan a displasia y al cabo del tiempo (10 años) se convierten en cáncer.

Un pólipo de 1 centímetro tiene 3% de tener cáncer en él.

Un pólipo de 2 centímetros tiene entre 20 y 25% de contener cáncer.

Al quitar estos pólipos prevenimos el cáncer de colon.

Las pruebas disponibles para detectar y diagnosticar el cáncer de colon son:

1. Estudio de la sangre oculta en las heces fecales.

2. Sigmoidoscopia flexible: se introduce un tubo con una cámara por el recto para examinar el recto y la parte distal del colon. Este estudio es limitado y no visualiza el lado derecho del colon.

3. Colonoscopía óptica: evalúa el colon pero tiene las limitaciones que requiere un lavado de colon. Si hay pólipos, tiene que hacerse la colonoscopía que requiere otro lavado de colon. Este estudio depende de radiaciones cuyos efectos secundarios no sabemos.

4. Bario por enema: se introduce por el recto un líquido de contraste que contiene bario, y se tira placas para evaluar el colon. Este estudio radiológico requiere una preparación del colon. Si hay pólipo, es necesario hacer la colonoscopía y preparar el colon por segunda vez. Ele studio se limita también en que a veces materias fecales pueden reportarse como pólipos erróneamente. Sólo detecta el 50% de los pólipos de colon.

5. Colonoscopía: es la prueba preferida para el diagnóstico de cáncer de colon, pues no solo detecta los pólipos, sino que también los extrae.

La colonoscopía consiste en la introducción de un tubo con una camarita por el recto para examinar la mucosa del colon. Esta prueba requiere de una preparación laboriosa pues el colono no puede tener heces fecales para ser evaluado. La ventaja es que si no hay lesión y el colon está limpio la prueba no se vuelve a repetir hasta dentro de 10 años. Si hay pólipos se extirpan en ese momento. Esta es la única prueba que diagnostica y trata a la vez.

Cuando un paciente llega al centro del procedimiento se le pone un suero para la sedación. Mientras tanto, una enfermera le chequeará el pulso, la presión, el oxígeno y el ritmo cardiáco. Como toda prueba, este procedimiento tiene un riesgo: en pocas ocasiones el colonoscopio puede perforar la pared del colon o del recto, requiriendo una cirugía para repararlo.

El cáncer de colon es prevenible y tratable cuando se detecta temprano.

 

Fuente: Mucha Salud, Junio 2014.

Photo by Ohmega1982/ Courtesy of FreeDigitalPhotos.net

 

Esta entrada fue publicada en Salud y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s