Un libro escrito por un cuidador, para cuidadores

3abac9e658095104d4f99ff4706a9a1f¿Qué sucede cuando un escritor tiene que cuidar de un ser querido que tiene pérdida de memoria? Tal vez, el escritor … decide escribir sobre esta experiencia. Esa fue la elección de Elisabeth Lonseth, una autora de ficción cristiana, sumergida en la vida del cuidador. Tanto los 6padres de Lonseth como sus suegros tenían enfermedad de Alzheimer o una pérdida de memoria similar. Entonces ella decidió a escribir A Gradual Disappearance. A personal reflection on living with memory loss (Una desaparición gradual. Una reflexión personal sobre cómo vivir con la pérdida de memoria).

Todo el tiempo escuchamos que un cuidador debe “cuidar de sí mismo” para estar sano y ser lo suficientemente capaz de cuidar de su familiar, con amor y paciencia. Un buen libro puede ayudar mucho, más aún si este libro es, de hecho, una guía concisa. Lonseth lo sabe, y escribió un libro que:

… Es claramente un libro de un cuidador familiar a los cuidadores familiares. El libro se basa en gran medida en las experiencias del autor de atención a sus suegros y también por su propia madre. Ser un cuidador a sí misma, Lonseth era consciente de que la mayoría de los cuidadores no necesariamente tienen tiempo para leer largas guías de Alzheimer como “El Día Hora 36 ‘. Lonseth mantiene conscientemente su libro corto por respeto vez limitada del cuidador. En una brisa de 50 páginas, es una lectura rápida – pero va a pegar que es de ninguna manera la luz de la información “(Jeff Anderson, 2013).

Lonseth dice en su sitio web que su libro, A Gradual Disappearance, la ha llevado a conocer a gran cantidad de cuidadores y sus experiencias. Muchas personas le envían correos electrónicos para decirle lo mucho que su libro les ha ayudado. Ella ha estado hablando con el público acerca de las enfermedades de la memoria por mucho tiempo, y encuentra que muchas historias tienen un componente común: la negación.

A veces es la persona con la que estoy hablando que está mostrando síntomas de rechazo, otras veces es otro miembro de la familia o cónyuge que está en la negación. Siempre existe la negación del peligro de no recibir la atención adecuada para el paciente de memoria también existe (Elizabet Lonseth, 2014).

Ella dice que esta experiencia le muestran la importancia de un nuevo libro, por lo que ha empezado trabajar en The Dangers of Denial (Los peligros de la negación). Seguro será tan perspicaz como el primero.

 

Esta entrada fue publicada en Estilo de Vida y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s