Abril es el Mes Nacional para la Prevención del Abuso Infantil

Según estadísticas del Centro Nacional Católico de Servicios (NCS, por sus siglas en inglés) y del programa de la Arquidiócesis de Miami “Protegiendo a los niños de Dios” una de cada cinco mujeres en edad adulta fue abusada durante su infancia y uno de cada diez hombres también lo fue. De acuerdo con estas cifras se estima que sólo en Estados Unidos 40 millones de adultos sufrieron abuso sexual durante su niñez.

Nino by Stuart MilesPor María Eugenia Fanti

Con estas alarmantes estadísticas, la mayoría de los padres de niños y adolescente en Estados Unidos y el mundo se sienten consternados, especialmente por los casos de pederastia ocurridos dentro de la Iglesia Católica. Ante las tristes consecuencias que estos actos originan en nuestra sociedad, la Arquidiócesis de Miami elaboró un programa con el fin de evitar que situaciones como estas continúen ocurriendo. Este programa está diseñado para los padres, es completamente gratuito y se llama Virtus (www.virtusonline.org) “Protegiendo a los niños de Dios”. El curso puede tomarse en cualquiera de las parroquias que lo dictan y que están adjuntas a la Arquidiócesis de Miami. No es obligatorio ser católico para tomarlo.

Mito vs. Realidad

La idea del programa Virtus es ayudar a los padres a identificar quiénes son los posibles abusadores y cómo actúan. Según Ivonne Magran, facilitadora del programa Virtus, alrededor del abuso sexual existen una serie de mitos que entorpecen tener un plan certero para evitarlo. Estos mitos son:

1) Las personas que cometen el abuso sexual son desconocidas, falso, la realidad es que los abusadores son siempre personas de total confianza para el niño y sus padres.

2) Otro mito que se cree es que la mayoría de los abusadores sexuales son homosexuales y esto es falso, son heterosexuales.

3)Se cree que los niños mienten sobre el abuso que están sufriendo, totalmente falso, los niños con esto siempre dicen la verdad.

4)Se dice que los sacerdotes abusan de los menores de edad debido a su voto de castidad y esto no es cierto, los sacerdotes que abusan de niños lo hacen por la misma razón que el resto de los predadores sexuales.

Plan de acción

El programa Virtus plantea un plan de acción de cinco pasos para ayudar a evitar el abuso sexual en menores de edad.

Según Magran, el primer paso consiste en observar las señales de advertencia de conducta del abusador, como por ejemplo: tocan mucho a los niños, juegan con ellos de manos, buscan quedarse solos con el niño, consiguen el control autorizado de acceso a los menores, son pacientes para ganar la confianza del niño y sus padres antes de cometer el abuso. El predador sexual además le hace creer al niño que lo ama y le permite al niño hacer cosas que sus padres le tienen prohibidas, suelen darle regalos a los niños para ganar su afecto.

El segundo paso es controlar el acceso a los menores de edad. Como padres es necesario estar alerta e investigar a las personas a quienes confiamos nuestros hijos. Los padres, así como los encargados de colegios y otros centros donde se reúnan niños y adolescentes están en todo su derecho de exigir: una investigación de antecedentes criminales de todas las personas que estarán cerca del menor, realizar entrevistas frente a frente con estas personas, verificar referencias y como padres hacerse las siguientes preguntas: ¿Son suficientes los controles de acceso a mis hijos? ¿He verificado todas las referencias de las personas que trabajan en esta guardería? ¿ Conozco bien a los amigos y padres de los amigos de mis hijos?, ¿Sé dónde y con quién está mi hijo en todo momento? ¿Qué criterios utilizo para seleccionar a las personas que cuidan de mis hijos? ¿Qué controles utilizo para el acceso a internet, el acceso a celulares por parte de mis hijos, así como a redes sociales?

El tercer paso consiste en eliminar toda oportunidad en la que un adulto se quede solo con un menor en un área aislada. Para ello, los padres deben identificar en los colegios y otros lugares que frecuenten sus hijos las áreas aisladas y establecer con el niño cómo será su uso. Por ejemplo, si usted tiene habitaciones vacías en su casa, ciérrelas con llave y guarde usted la llave. No permita que menores de edad entren a áreas restringidas o sólo para personal autorizado. Verificar también que las actividades de internet son monitoreadas y que se utiliza un programa de bloqueo.

El cuarto paso es estar alerta. Según Ivonne Magran del Programa Virtus, los padres debemos saber qué le pasa a nuestros hijos, por eso debemos escucharlos con atención, creer en nuestros hijos, estar atentos a sus cambios de conducta, observarlos, aconsejarlos. Hablar con frecuencia sobre lo que les disgusta, buscar espacios para la comunicación con nuestros hijos.

Los abusadores sexuales suelen amenazar al niño con hacerle daño a sus seres queridos si dice algo. Así el niño tiene que escoger entre su propia seguridad y la de su familia. Por esto es muy importante decirle al niño en repetidas ocasiones que: “Si algo te hace sentir incómodo, confía y dímelo a mi primero, lo que sea, no importa lo que otros digan o lo que el abusador diga o haga”

Otro punto importante en la comunicación con nuestros hijos es explicarles la diferencia entre las caricias seguras y las que no lo son y explicarle bien cuáles son los límites. Igualmente hay que explicarles cuáles son las personas confiables y cuáles no. Es importante decirle al niño que “nadie debe tocarlo, bajo ningún concepto, eso es intolerable” y si esto ocurre debe comunicárnoslo inmediatamente.

El quinto paso es comunicar nuestras preocupaciones. Como padres debemos guiarnos por nuestros sentimientos, ese “sentí que algo no estaba bien”, no dejarlo pasar. Como adultos y padres tenemos la obligación de comunicar nuestras preocupaciones sobre aquello que pueda poner en peligro al niño ¿A quién comunicar nuestra preocupación? 1) hablar con el supervisor de la persona involucrada en el abuso 2) Llamar al Ministerio de Asistencia a la Víctima, a cualquier otro número telefónico de emergencia de abuso de menores o llame a la policía.

Otra importante recomendación de Virtus es no tener miedo de hablar. Cuando callamos un delito, nos volvemos cómplices. Las víctimas sienten vergüenza de hablar, nadie las va a juzgar, al contrario decir lo que está pasando va acabar con el delito del abuso

Adónde acudir

Si usted sospecha de algún caso de abuso en su familia, colegio, iglesia o comunidad o si alguno de sus hijos está siendo víctima de abuso sexual, puede llamar a los siguientes números: 1-800-96-abuse/ 1-800-962-2873/ 1-800-342-9152.

Otros números son: Unidad de investigaciones de seguridad nacional de la Policía de inmigración y aduanas(1-866-347-2423) o también puede llamar al Centro nacional para menores desaparecidos y explotados que tiene un número funcionando 24 horas al día: 1-800-843-5678.

En caso de ser una institución católica, llame a la Arquidiócesis de Miami al: 305-987-1646/305-762-1262 o también al Victim Assitance Cooordinator: 1-866-80-abuse/ 1-866-802-2873.

Para tener información sobre cómo evitar abusos    sexuales que se cometen a través de internet o por medio de redes sociales puede hacerlo visitando:

http://www.microsoft.com/es-es/security/family-safety/predators.aspx

Por otra parte, la Unidad de investigaciones de seguridad nacional de la Policía de inmigración y aduanas junto al FBI creó una nueva aplicación para teléfono inteligentes que además de alertar sobre los abusadores sexuales también permite hacer denuncias. Esta aplicación se llama operación predadores (Operation predator) y se puede descargar de forma gratuita en la tienda virtual de ITunes.

Si desea obtener más información sobre Virtus y los cursos de este programa, puede visitar: www.virtusonline.org

 Foto por Stuart Miles / Cortesía de Freedigitalphotos 

 

 

 

 

 

Esta entrada fue publicada en News y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s